Razones para pasarte al autoconsumo seas empresa o particular

18 / 11 / 2020

¿Te faltan razones para pasarte al autoconsumo? Durante las últimas décadas hemos estado generando miles de millones de toneladas de CO2 debido a las industrias y a nuestro consumo personal, no hemos sido conscientes de lo que supone para el medio ambiente la forma en la que vivimos.

La sociedad empieza a darse cuenta de este problema y seguir hábitos más sostenibles. Cada uno de nosotros puede poner su granito de arena y qué mejor forma de empezar a hacerlo que pasándose al autoconsumo.

El autoconsumo solar fotovoltaico tiene muchas ventajas ya seas una empresa o un particular, y todas son tan positivas para el medioambiente como para nuestro bolsillo, permite tener un mayor control sobre el gasto eléctrico y contribuye a no depender tanto de los cambio en el precio de la electricidad. Pero el factor económico no es el único, aquí contamos varias razones para pasarse de una vez al autoconsumo, ya seas empresa o particular.

AUTOCONSUMO PARA EMPRESAS

Como ya hemos dicho, también puedes beneficiarte de las ventajas de la energía solar si eres una empresa. No son pocos los motivos, ¡mira!:


Flexibilidad energética
No importa el número de empleados de la empresa, dónde se encuentre, al sector al que se dedique… Esta tecnología tiene una capacidad extraordinaria para aplicarse a todo tipo de labores industriales. En Electia Plus te ofrecemos una fuente más barata y limpia para obtener electricidad.

El valor del excedente de energía

La legislación RD 15/2018 que, desde 2018, regula el sector de la energía solar en nuestro país, incluye un sistema de compensación de los excedentes de energía. Se trata del concepto de balance neto y funciona de la siguiente forma. La ley diferencia entre dos modalidades de autoconsumo: con excedentes y sin ellos. Si hablamos del autoconsumo sin excedentes, está destinado únicamente a cubrir las necesidades energéticas de quien produce la energía. En el grupo con excedentes, sin embargo, quien produce la energía puede inyectar la producción que le sobra a cambio de una compensación.

Esta compensación depende de si se tiene una potencia menor o igual a 100kW, entre otros requisitos. En este caso, la ley permite una “compensación simplificada entre los déficits y los excedentes de consumo”. Es decir, puedes vertir en la red un excedente de energía fotovoltaica que no necesites en un momento dado con la garantía de que podrás recuperar esa misma cantidad de energía más tarde. Para los que no cumplen estos requisitos, también existe una compensación por inyectar a la red el excedente de energía de sus placas solares, pero en este caso es económica.

Ahorro energético = Ahorro económico

Una empresa con una instalación de placas solares puede llegar a pagar su electricidad a mitad de precio. Por supuesto, la producción de una instalación fotovoltaica cambia dependiendo de la estación y el clima en general, pero la reducción media en la factura de la luz puede situarse en torno al 30-60% mensual.

Amortización de las instalaciones

Una empresa tarda una media de entre tres y siete años en recuperar la inversión que se realiza al instalar placas solares. Este tiempo no es nada en comparación con la durabilidad de este equipamiento y el poco mantenimiento que requiere, además en muchos fabricantes te ofrecen una garantía de hasta 25 años. Lo que quiere decir que una vez amortizada, la instalación ofrecerá a la empresa décadas de servicio.

Energía limpia, negocio limpio

Toda actividad industrial que obtiene su energía de placas solares, elimina su huella de carbono. Así de fácil. Apostar por la sostenibilidad es un beneficio real para la empresa, no solo a nivel económico, también porque apostar por la energía fotovoltaica es apostar por la imagen de la empresa ante un público cada vez más concienciado sobre la necesidad de proteger el planeta y este público no dudará en recompensar a la empresa en sus decisiones de compra. No hay mejor estrategia de promoción de marca que hacer las cosas correctamente.

Razones para pasarte al autoconsumo

AUTOCONSUMO PARA PARTICULARES

Si no eres una empresa, sino un particular, no importa, porque las razones para pasarse al autoconsumo en este caso son muy parecidas.

Autoconsumo compartido:

Uno de los principales problemas que ha tenido el autoconsumo es que son necesarios 10 m2 de tejado para realizar la instalación. Esto afectaba especialmente en las grandes ciudades donde un gran número de personas viven en bloques de pisos. Sin embargo, desde julio de 2017 es legal el autoconsumo compartido, es decir, solo es necesario ponerse de acuerdo con el resto de vecinos de la comunidad y contar con una buena comercializadora, como ElectiaPlus, que facilite los trámites de instalación.

Un marco legal a favor y subvenciones disponibles

Los trámites que eran necesarios años atrás a la hora de instalar placas solares han sido reducidos facilitando todo el proceso.

Además las comunidades autónomas destinan parte de sus presupuestos a fomentar el consumo entre empresas, pymes, industria del sector primario, pero también entre particulares. La mayoría de subvenciones a particulares pueden llegar a cubrir hasta un 40% o un 50% de las instalaciones.

El gobierno central también destina cada vez más ayudas y subvenciones y se han presentado nuevas medidas y reformas para impulsar la energía fotovoltaica en España el próximo año.

Ser casi totalmente autosuficiente

España es uno de los países que más horas de sol y radiación recibe, por lo que es uno de los países que mejor energía fotovoltaica puede producir durante el año. Además si se suma el uso de batería para almacenar la energía, permite a los autoconsumidores producir y aprovechar casi el 100% de la energía que necesiten.

Reduce las facturas

Al igual que en las empresas, al pasarte al autoconsumo en casa, tu factura de electricidad disminuirá notablemente. Existen dos formas de aprovechar la energía fotovoltaica. La primera consiste en utilizarla como complemento en la red eléctrica tradicional. En este caso, se puede ahorrar entre el 30 y el 60% en la factura de la luz. La otra modalidad consiste en la desconexión total de la red eléctrica para ser autosuficiente con placas solares y baterías. De esta manera el ahorro ascendería hasta el 95%.

Protección del medio ambiente

Como ya hemos mencionado, el consumo de energías renovables reduce el consumo de energías más contaminantes. Es difícil calcular exactamente cuánto CO2 se evitaría si una familia pasa al auto consumo. Aproximadamente, la media de gasto de un hogar en un año son unos 3000 kWh, al pasarse al autoconsumo, se estarían evitando unos 989 kWh de CO2 a la Atmósfera al año. Lo que se traduce como una mejor calidad de aire.

¿Necesitas más razones para dar el paso y pasarte al autoconsumo? Si quieres más información o quieres consultar tu caso en concreto, contacta con ElectiaPlus y te asesoraremos sin compromiso sobre las posibilidades que la energía fotovoltaica ofrece para tu hogar o para tu negocio.