Problemas y averías más frecuentes en una comunidad de propietarios

Problemas y averías más frecuentes en una comunidad de propietarios

23 / 09 / 2020

Acabas de adquirir un piso. Te mudas a una finca o una urbanización muy moderna y muy bien equipada. Entiendes que el precio del recibo de la comunidad debe ser elevado, ¿pero tanto? Puede que se deba a los problemas y averías más frecuentes en una comunidad de propietarios.

Nunca te habías parado a pensar lo que puede llegar a pagarse en una comunidad de vecinos. Además, si te toca ser el presidente, gestionar este dinero y el mantenimiento de la misma puede ser un auténtico quebradero de cabeza.

Esto le pasa mucha gente, comenzar su andadura como nuevo propietario y descubrir el precio de una posible avería en las escaleras, el ascensor o incluso una inundación. Ten en cuentas estos problemas y averías más frecuentes en una comunidad de propietarios.

Problemas y averías más frecuentes en una comunidad de propietarios

Instalación eléctrica

Entendamos que la instalación eléctrica es todo el conjunto de aparatos dentro del circuito que distribuye y controla la energía eléctrica que se utiliza en las viviendas y en las zonas comunes. Así, es muy importante su mantenimiento, ya que, en caso de avería, puede generar más de un caos.

Ascensores

Pese a que lo ascensores requieren de una inspección mensual de carácter preventivo, es uno de los elementos más utilizados en una comunidad y, por tanto, más susceptibles de averiarse. No solo por su uso, sino también por un posible corte de luz.

Porteros electrónicos

Los porteros electrónicos permiten controlar el acceso al edificio por la puerta general y los diferentes portales a las viviendas. Los modelos más nuevos tienen un control a través de micrófono y cámara. Este tipo de porteros requieren un mantenimiento y un control ya que si no se hace puede causar problemas.

Garaje

A nivel averías, en la zona de garajes las más frecuentes son problemas con puertas eléctricas, pero, sobre todo, inundaciones por rotura de desagües.

Mantenimiento de escaleras

Todas las escaleras de dentro del edificio y las zonas de acceso a las viviendas. Los pasillos y los rellanos también requieren de una limpieza periódica.

Limpieza de muros

Las paredes de los edificios. Con el paso del tiempo y las diferencias en el clima las paredes pueden perder el color o deteriorarse por las condiciones adversas. También pueden encontrarse pintadas de graffitis.

Piscinas

No siempre tu comunidad dispondrá de piscina, pero, en caso de exista, también es susceptible de sufrir una avería en la depuradora. No es algo imprescindible, aunque sí que puede amargarle a más de uno el verano.

Jardines

En caso de tener un riego automático por goteo, la avería puede ser tanto eléctrica como de inundación o fuga. Siempre hay que tenerlo en cuenta.

Para todo ello, hay una siempre hay una solución: contar con un seguro de mantenimiento que te haga la vida más fácil. Para lidiar con los problemas y averías más frecuentes en una comunidad de propietarios cuenta con el servicio de mantenimiento de ElectiaPlus.