Diferencias entre tarifa fija y variable en la factura de luz, ¿cuál escoger?

28 / 10 / 2020

A la hora de contratar la luz, ¿precio fijo o variable? Seguro que más de una vez te han saltado las dudas sobre qué plan escoger porque aún no conoces bien las diferencias entre tarifa fija y variable en la factura de la luz. Hoy en ElectiaPlus vamos a despejar esas dudas.

 

¡Sigue leyendo!

 

A veces resulta complicado conseguir información detallada sobre qué hay que tener en cuenta a la hora de escoger una tarifa de luz. Pero no te agobies, porque no es tan difícil y en este artículo te vamos a dar las claves.

 

A priori, lo que más nos interesa conocer es el precio de energía, que al final es la parte más imprevisible de la factura de la luz. Las noticias hablan de ello constantemente y es una de las motivaciones principales a la hora de cambiar de compañía eléctrica.

 

PRECIO FIJO Y VARIABLE EN LA FACTURA DE LA LUZ

 

Actualmente existen dos distinciones básicas para este precio: fijo o variable. Las tarifas de precio fijo, son las que ofrecen la mayoría de compañías eléctricas, en las que se establece un precio fijo de consumo.

 

La tarifa fija anual de luz se creó para aquellas personas que prefieran tener contratado el suministro eléctrico en el mercado regulado, sabiendo qué precio van a pagar por la luz. Con la tarifa PVPC (la variable), el precio de la luz varía cada día y cada hora del día, por lo que conocer el importe a abonar en la factura es tarea imposible.

 

Las tarifas de precio variable o PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) están reguladas por el Ministerio de Industria. Tiene un precio de energía que va cambiando cada hora, es decir, habrá 24 tarifas diferentes para cada uno de los días del año. Por eso la tarifa variable es impredecible para el consumidor, ya que un mes puede que sea más barata y otro más cara.

 

La tarifa fija de luz plantea una seguridad para los usuarios, ya que sabrán en todo momento cuánto pagarán por la electricidad. Además, no tendrán que estar pendientes de la variación del precio en los mercados mayoristas.

POR QUÉ CONTRATAR UNA TARIFA FIJA

  • Por su precio:

Una de las principales ventajas de las tarifas de precios fijos es que te asegura no tener subidas inesperadas a final de mes ya que se acuerda un precio estable para todo el año.

Las tarifas de precios variables, sin embargo, tienen un precio impredecible, ya que depende directamente del precio que se fije cada hora. En determinado momento de la semana o del día puede haber grandes bajadas del precio de la energía, lo que supondría un ahorro, pero hay que tener en cuenta que igual que la factura puede ser ventajosa, lo puede dejar de ser rápidamente.

También puede ser un problema si la comercializadora de luz no se preocupa por avisar cuando el precio suba demasiado y deje de beneficiar al usuario.

 

  • Por su disponibilidad

Aquí sale otra vez ganando la tarifa fija, ya que se puede contratar sin importar el tipo de contador del que se disponga. Sin embargo, la tarifa variable no está pensada para todo tipos de usuarios, solo puedes decidirte por ella si tienes una tarifa con una potencia inferior a 10 KW.

¿Te ha quedado ya más clara las diferencias entre tarifa fija y variable en la factura de la luz? ¿Quieres saber cuánto podrías ahorrar en tu tarifa de la luz si haces tu contratación con ElectiaPlus?   Llámanos, te orientamos sin compromiso: 900 373 579