¿Cuándo hay que revisar la instalación eléctrica?

05 / 09 / 2018

Seguramente alguna vez te has preguntado cada cuánto tiempo hay que revisar la instalación eléctrica de casa. Desde luego, la revisión eléctrica debe ser periódica ya que el uso y el desgaste son comunes a la vida útil de cualquier aparato electrónico y, por extensión, a toda nuestra instalación.

Lo primero que debes saber es que, aunque es muy recomendable, en los hogares no hay obligación de pasar ningún tipo de revisión. Sólo en negocios y libre concurrencia es obligatorio hacerlo cada 5 o 10 años, dependiendo de sus características. La normativa vigente dice lo siguiente:

“Serán objeto de inspección cada 5 años, una vez ejecutadas las instalaciones, sus ampliaciones o modificaciones de importancia y previamente a ser documentadas ante el Órgano competente de la Comunidad Autónoma, las siguientes instalaciones:

  1. a) Instalaciones industriales que precisen proyecto, con una potencia instalada superior a 100 kW;
  2. b) Locales de Pública Concurrencia;
  3. c) Locales con riesgo de incendio o explosión, de clase I, excepto garajes de menos de 25 plazas;
  4. d) Locales mojados con potencia instalada superior a 25 kW;
  5. e) Piscinas con potencia instalada superior a 10 kW;
  6. g) Quirófanos y salas de intervención;
  7. h) Instalaciones de alumbrado exterior con potencia instalada superior 5 kW.

Serán objeto de inspección cada 10 años, las comunes de edificios de viviendas de potencia total instalada superior a 100 kW”.

En las viviendas, no son pocos los electrodomésticos y aparatos electrónicos que tenemos enchufados en casa (frigoríficos, microondas, hornos, ordenadores, lavadoras, televisiones, teléfonos, etc.) y, en muchos casos, la estructura de la instalación eléctrica no queda totalmente a la vista y eso se traduce en un problema: no podemos detectar fácilmente errores y fallos, como secciones de cable insuficientes o ausencia de elementos de protección, por lo que a veces no sabemos a ciencia cierta cuándo es el mejor momento para revisarla.

De hecho, siete de cada diez viviendas en nuestro país cuentan con instalaciones eléctricas defectuosas.  En este sentido, la normativa es clara: el correcto funcionamiento de la instalación eléctrica depende unicamente del propietario de la vivienda, así que mejor tener todo bajo control para no llevarse disgustos, ¿no?

El buen estado de la instalación eléctrica es indispensable para garantizar el funcionamiento de los aparatos eléctricos y la seguridad de los que viven en casa. Los accidentes eléctricos se pueden evitar con este tipo de revisiones.

En cuanto a los negocios, la normativa indica que la instalación eléctrica debe ser revisada cada 10 años, como máximo, por personal técnico del Organismo de Control Autorizado (OCA), el cual deberá estar debidamente cualificado por su formación y experiencia. Si la instalación no precisa de ninguna intervención se entregará un certificado de inspección favorable, remitiéndose copia al organismo competente. En caso de detectarse deficiencias, se tiene que contactar con una empresa instaladora autorizada y realizar las modificaciones necesarias. En Electia Plus contamos con este servicio reglamentario y cualificado de mantenimiento y revisión del sistema eléctrico.

No obstante, independientemente de que tu caso se trate de una vivienda o de un negocio y piensas que no ha llegado todavía el momento para la comprobación global y exhaustiva del sistema por parte de algún técnico, hay una serie de comprobaciones que puedes hacer tú mismo para detectar posibles averías. Encontrar y corregir a tiempo conexiones en mal estado, interruptores defectuosos o contactos deteriorados evita accidentes y ahorra el consumo de energía eléctrica.

Así que en este nuevo artículo vamos a repasar cómo revisar la instalación eléctrica de casa y cómo comprobar que el cuadro eléctrico funciona correctamente. Eso sí, desde Electia Plus te aconsejamos encarecidamente que, ante cualquier anomalía, avises a un experto y no hagas comprobaciones si no estás seguro de cómo hacerlas.

Dicho esto, en primer lugar, tienes que revisar el cuadro eléctrico. Para ver si funciona correctamente el interruptor diferencial (ID) dispone de un botón de prueba (‘T’ de test) que puedes pulsar todos los meses para comprobar su funcionamiento. Al apretar este botón se interrumpe la corriente y dejamos de tener electricidad en nuestra casa. Si esto no ocurriera deberías cambiar el ID. Esta prueba se debe realizar con tensión en la instalación.

Comprueba que no existan cortocircuitos o fugas eléctricas. Para ello, desconecta todos los aparatos eléctricos, apaga todas las luces y verifica que el disco del medidor no gire. Si lo hace, solicita de inmediato una revisión.

Lo siguiente que debes hacer es inspeccionar los enchufes e interruptores. Si vemos que un interruptor está un poco separado de la pared, deteriorado o chisporrotea cuando lo conectas algún aparato, lo mejor es cambiarlo. Revisa también aquellos aparatos que, al conectarse, producen chispas o calientan el cable. Lo ideal es que reemplaces los cordones eléctricos dañados, ¡y no utilices los aparatos hasta resolver el problema!

Si conectas un dispositivo electrónico en casa y disminuye la intensidad o se funden los fusibles cada dos por tres, es síntoma de que la instalación eléctrica no es la adecuada o que algún aparato se encuentra deteriorado.

Esto son solo algunos consejos prácticos para revisar la instalación eléctrica de casa, pero recuerda que antes de realizar cualquier reparación hay que desconectar la corriente y que nunca se debe manipular las instalaciones con las manos mojadas o pies descalzos.

Si consideras que un técnico especializado tiene que pasar por casa o por tu negocio para hacer la revisión del sistema eléctrico, o si tienes alguna duda, no dudes en contactar con nosotros para informarte del servicio de mantenimiento y revisión de Electia Plus reglamentario de los Centros de Transformación profesional y cualificado que gestiona las inspecciones reglamentarias del Organismo de Control Autorizado (OCA).